CONFIRMADO: EL PLÁSTICO SE ENCUENTRA HASTA EN TUS HECES

microplastic-university-of-oregon
02 Nov

Amamos tanto el plástico, que ahora vive en nuestro estómago. Un estudio encontró restos de plástico en los desechos del 100% de las personas examinadas. ¿Qué implica este hallazgo?

¿Tus heces contienen plástico? Puede que sí. En un estudio se confirmó que los desechos del 100% de las personas examinadas contenían restos de microplástico. Esta fue tan sólo la primera de muchas investigaciones que la Universidad Médica de Viena llevó a cabo, y el resultado es del 100%; ¿escalofriante? Nosotros diríamos que bastante esperado.

Ninguno de los científicos involucrados esperaba resultados tan contundentes.

 

¿Por qué ocurre esto?

Por una razón muy sencilla: puesto que el plástico es el material sintético que más consumimos y gastamos, se ha vuelto ubicuo. Esto quiere decir que se encuentra, literalmente, en todos lados.

plastico-heces-estudio

Cada año se desechan 8 millones de toneladas de plástico en los océanos de nuestro planeta. ¿Su destino? Si estos trozos de basura no acaban en alguna playa, seguirán flotando en el agua hasta descomponerse en diminutos pedazos de plástico.

Los empaques que utilizamos una sola vez y luego echamos a la basura se transforman así en microplástico. Estas partículas son tan pequeñas (menos de 5 milímetros de diámetro) que se cuelan en la sal extraída del mar: la misma que usamos para sazonar nuestra comida.

Los peces, que son la fuente de alimento de varias personas, también acaban consumiendo plástico. De hecho, en los océanos más contaminados del mundo, la cantidad de microplástico excede a la cantidad de plancton. Incluso, el World Economic Forum ha reportado que para el 2050 habrá más plástico que peces en el océano.

 

Este material acaba en nuestros platillos de alguna forma u otra. ¿Qué peligros puede ocasionar?

untitled-5-copia

Consumir plástico de esta manera puede representar un peligro para nuestro sistema digestivo, y más aún si sufrimos de algún padecimiento intestinal. La preocupación por los efectos del plástico sobre nuestra salud no es para nada un asunto nuevo. El BPA y el BPS, utilizados en la manufacturación de botellas de plástico, son químicos tóxicos que interfieren con el funcionamiento normal del sistema endocrino.

Los participantes del estudio mencionado tenían en común no ser vegetarianos, y casi todos ellos consumieron alimentos del mar durante la semana que duraron las pruebas. De los 11 tipos de plástico que fueron contemplados, se encontraron 9 de distinta procedencia en cada persona. Bolsas, botellas de agua, tapas de contenedores, envolturas -todos estos productos, eventualmente se vuelven microplástico.

Es un hecho que el plástico llega a nuestros cuerpos; medir la cantidad de daños que pueda provocar quedará pendiente para futuras investigaciones.

Además de las campañas de reciclaje, hay varias alternativas al plástico que podemos usar en nuestro día a día para dejar de contaminar tanto. Los 8 millones de toneladas de plástico que flotan anualmente en nuestros mares continuarán atentando con la vida de todos (incluso la tuya).

Por eso, la próxima vez que vayas a adquirir plástico de un solo uso, piensa: esto puede terminar en mi intestino…

 

ECOOSFERA

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page